29/09/2011

Axel Capriles: seis preguntas, seis respuestas

A propósito del lanzamiento de su más reciente libro, Las fantasías de Juan Bimba, su autor, el eminente psicólogo y economista Axel Capriles conversa con nosotros y responde nuestras preguntas.

Tío Conejo, Juan Bimba… ¿Por qué nos encanta identificarnos con personajes extremos? Uno es el más vivo, el otro es el pobre ingenuo a quien siempre engañan…

Desde la más lejana antigüedad, ya el filósofo griego Heráclito había llamado la atención sobre un fenómeno (que él llamó «enantiodromia») por el cual todo lo que existe se convierte en su contrario. Podríamos decir que este proceso se da, propiamente, cuando nos identificamos con imágenes y conductas extremas. Pareciera así, que Juan Bimba y Tío Conejo se persiguen y se exigen el uno al otro. En la tradición oral que dio origen a los cuentos populares de Tío Tigre y Tío Conejo, Tío Conejo es tanto engañador como engañado, tanto víctima como victimario, al igual que en la tradición política venezolana Juan Bimba es víctima del poder pero también es el soberano protagónico. Si me identifico con una figura cabizbaja, perdedora, dependiente y débil, como Juan Bimba, pierdo la fuerza y la firmeza para enfrentar los retos de la realidad y la única manera de sobrevivir es tomando caminos indirectos, engañando con astucia e ingenio.

Si partimos de que la identidad es una ficción, ¿qué pasa entre nosotros y esa ficción: nos paraliza, nos impulsa, nos deja indiferentes…?

La ficción nos impide ver la realidad. Pero no es una ficción que como fantasma o imaginería proyectada nos impulsa y nos lleva hacia adelante sino que nos paraliza en formas fijas, nos coagula en el pasado. Como axioma imaginario de unión, la identidad pretende explicar el presente por lo permanente o por el pasado. Es una explicación esencialista, causal, en lugar de una orientación finalista que nos pueda llevar a la consecución de metas y logros. Al identificarnos con algo quedamos fijos, se nos dificulta la movilidad y la diversidad.

¿Cuál sería el contrapeso al mandato histórico del héroe que nos ha definido durante tanto tiempo? En otras palabras: ¿cómo pasamos de una cultura de héroes a una cultura de ciudadanos?

Haciendo visible la sombra del héroe, su lado destructivo, desnudando y trabajando en contra de los ideales heroicos, del culto a la personalidad, de la grandiosidad y la omnipotencia. Es poner en marcha una psicología desenmascaradora que revele el lado indigno de los grandes ideales. Es valorar y reforzar lo pequeño, el personaje intermedio, los logros colectivos anónimos, el trabajo en equipo, la negociación y la búsqueda de acuerdos.

«Prever », «continuar », «terminar »… ¿cómo se conjugan esos verbos en términos de identidad nacional?

Parece que no pueden ser conjugados porque fueron eliminados del diccionario. Habría que comenzar por definirlos e insertarlos de nuevo dentro del listado de acciones posibles. Pero ello pasa por una transformación importante en muchos de los valores y actitudes colectivas. En una psicología colectiva dominada por la imagen de abundancia no es necesario prever. En una mentalidad nominalista en la que basta nombrar para crear no es necesario continuar. En una provisionalidad eterna no se permite terminar.

¿Por qué a los venezolanos nos cuesta tanto el tránsito de lo individual a lo colectivo?

Porque el ámbito de lo público ha sido relegado e identificado con el Estado, porque se ha sobredimensionado una abstracción como responsable del bien común, porque en la historia de nuestra cultura ha predominado el individualismo anárquico, porque se ha personalizado el poder y se ha vaciado el cuerpo de las instituciones. No hemos definido las fronteras que deslindan el espacio público y el privado.

¿Cómo se pasa de una identidad individual a una de metas comunes?

Por la necesidad, por la consciencia de fracaso colectivo, cayendo en cuenta de que para sobrevivir como conglomerado humano necesitamos del otro y que ese otro solo existe si lo respetamos y reconocemos, si equilibramos la balanza de derechos y deberes.

Editoriales de PRISA Ediciones en Venezuela:

Alfaguara Taurus Alfaguara Infantil Alfaguara Juvenil Aguilar Suma de letras Punto de Lectura

Av. Rómulo Gallegos. Edificio Zulia. PB. Sector Montecristo. Boleíta. Caracas. Venezuela

Teléfono: 0212-2809400 / 82

Fax: 0212-2809404

Tres Tristes Tigres

Una empresa de PRISA