18/06/2012

Recordando a Saramago

Se cumplen dos años de la pérdida de José Saramago, único escritor en lengua portuguesa con un Nobel de Literatura y uno de los grandes autores del siglo XX. Escritor combativo y provocador, ciudadano comprometido, mago de la palabra arriesgada y sin concesiones, Saramago falleció el 18 de junio de 2010.

Dijo el escritor portugués que “esta vida no es eterna y dejar cosas hechas puede ser una forma de eternidad”. Y todos sus lectores y admiradores estarán de acuerdo con él, porque Saramago lo ha logrado a través de una obra prolífica con títulos imprescindibles como Ensayo sobre la ceguera, El viaje del elefante o El Evangelio según Jesucristo. Dos años después de su pérdida, recordamos a José Saramago: a “ese curioso personaje”, en palabras de Umberto Eco; al “hombre que siempre estaba al lado de los perdedores”, como dijo el escritor uruguayo Eduardo Galeano; al escritor, al ser humano. Su última novela publicada es Claraboya.

José Saramago (Azinhaga, 1922-Tías, Lanzarote, 2010) es uno de los escritores portugueses más conocidos y apreciados en el mundo entero. En España, a partir de la primera publicación de El año de la muerte de Ricardo Reis, en 1985, su trabajo literario recibió la mejor acogida de los lectores y de la crítica. Otros títulos importantes son Manual de pintura y caligrafía, Levantado del suelo, Memorial del convento, Casi un objeto, La balsa de piedra, Historia del cerco de Lisboa, El Evangelio según Jesucristo, Ensayo sobre la ceguera, Todos los nombres, La caverna, El hombre duplicado, Ensayo sobre la lucidez, Las intermitencias de la muerte, El viaje del elefante y Caín. Alfaguara ha publicado también Poesía completa, Cuadernos de Lanzarote I y II, Viaje a Portugal, el relato breve El cuento de la isla desconocida, el cuento infantil La flor más grande del mundo, el libro autobiográfico Las pequeñas memorias, El Cuaderno, José Saramago en sus palabras, El último cuaderno y Claraboya.

PENGUIN RANDOM HOUSE GRUPO EDITORIAL

Yaguaron 1568, 11100 Montevideo

Tres Tristes Tigres