PePe Pelayo

Nació en Matanzas, Cuba (1952) y reside en Chile desde 1991. Es escritor, comediante, guionista, director escénico, especialista en humor e ingeniero civil. Es miembro de la Sociedad Internacional de Estudios del Humor Luso-Hispano. Ha obtenido varios premios en concursos internacionales por su obra.

Fue fundador y director de la reconocida compañía La Seña del Humor en su país natal. Actualmente imparte talleres sobre Crecimiento Personal y Trabajo Educativo a través del Humor. También realiza su programa de Motivación a la Lectura “Leer con PP” y colabora en revistas humorísticas de varios países.

Le han publicado alrededor de cincuenta libros en Cuba, Argentina, Uruguay, Perú, Ecuador, México, Venezuela, España y Chile, entre los que se encuentran El chupacabras de Pirque (2003), El secreto de la cueva negra (2004) y En las garras de Los Mataperros (2005), en coautoría con Betán; Ni un pelo de tonto (2005) y Draguito y el dragón (2006), en coautoría con Alex Pelayo. Los siguientes libros fueron editados por Alfaguara: Pepito, el señor de los chistes (2002), Pepito y sus libruras (2004), Los teatropellos de Pepito (2007), Los diálocos de Pepito (2008), Lucía Moñitos, corazón de melón (2009), Lo inaudito de Pepito (2010), Ada, madrina y otros seres (2008) y Cuentos de Ada (2003). También ha publicado los libros-álbum Lucía Moñitos (Mejor Libro Infantil Editado en Chile 2008) y Trinos de colores (Distinción The White Ravens 2009).

Es el creador del Concurso Nacional de Humor Infantil en Chile y Uruguay, que lleva el nombre de su personaje Pepito.

PePe se presenta:

YO, SOBRE MI.

Me dicen Pepe Pelayo, pero la gente habla más de la cuenta. Quiero aclarar que no recuerdo nada de mi vida antes de nacer en 1952. Mi infancia transcurrió… perdón, mi infancia aún transcurre, la que pasó –con mucha calma- fue mi niñez. Una parte de mi enseñanza básica la pasé en la ciudad de Matanzas, Cuba, viajando entre mi casa, mi escuela y mis guaridas en el barrio, viviendo aventuras increíbles como un Marco Polo cualquiera. La otra parte la viví también en Matanzas, pero castigado dentro del marco de mi casa, como un Polo Opuesto. De ahí mi personalidad bipolar; es decir, me río y lo hago muy en serio.
Sin embargo, fue en la enseñanza media donde de realmente me valoraron, distinguiéndome como “Pelayo, el payasito”. En la Universidad fui consecuente y puse de moda el término “pelayaserías”. Terminé mi carrera de Ingeniero Civil en 1979 en La Habana, convencido de que la había terminado sí, ¡pero al fin y para siempre! Mi carrera oficial la correría en otras pistas, con short y sombrero de bufón.
Así que hace años luces, años audios, años cámaras, años libros, años música y años gráfica que me dedico a reírme yo, sin saber si he logrado profesionalmente hacer reír a los cubanos desde 1984 y a los chilenos desde 1991 (tengo doble nacionalidad, otra razón para mi bipolaridad) y latinoamericanos en general, porque me he agrandado últimamente (ya no me ando con chicas… obvio, a esta edad…)
Llevo publicados casi sepetecientos libros de humor para niños y niñas, jóvenes y jóvanas, y también algunos para mayores y mayoras. Además, llevo unos cuantos espectáculos y proyectos audiovisuales (con mi hijo Axel), otros realizados con el Grupo La Seña del Humor (en Cuba, del cual fui fundador y director en la década del los 80), con el Grupo Humor Sapiens (en Chile actualmente), o con yo mismo solo autopresentándome. Me extiendo hasta el humor gráfico (con mi hijo Alex), canciones y otros divinos disparates, como estudiar la teoría del humor, ser miembro del Comité Ejecutivo de la Sociedad Internacional de Humor Luso-Hispano, para así con mis charlas, cursos y talleres combatir la gravedad por esos lares y bares. Pero me tranquiliza pensar que existen otras personas peores que yo en este mundo (me refiero a los que han premiado mi obra en concursos, tanto internacionales como extranjeros, como fuera de mi país). Lamentablemente, esos éxitos sólo han servido para elevar mi espíritu.
El logro trascendental es que he autofinanciado mi vida con la risa, a pesar de mi extenso currículo como supuesto cómico.
Por suerte, la risa me mima, la alegría me sobreprotege. Es que soy un “consentido del humor”. Y “con sentido” del humor suficiente como para mantener el espíritu bien elevado, mientras me gano la vida con una sonrisa feliz en la cara, aunque no les guste a los que consideran la comedia como un género menor y a los agelastos (los que no ríen ni con los payasos, ni con los políticos).
Pienso crear humor hasta el día en que tenga ideas nuevas o se me ocurra alguna original. Ese día pondré la mente en blanco y moriré. Será el día menos pensado. (Ya comencé con la originalidad).

PENGUIN RANDOM HOUSE GRUPO EDITORIAL

Humberto Primo 555 - Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina - (C1103ACK)

(54 11) 5235-4400

© Copyright 2014. PENGUIN RANDOM HOUSE GRUPO EDITORIAL

Tres Tristes Tigres