10/03/2010

Rastrojos

Sobre Rastrojos

 

Entre los muchos símbolos sobre los que se estructura el valor del espectro significativo de esta novela, creemos que es la PIEDRA el que encierra mayor fuerza y poder sugerente. La piedra matriz, alma de la infancia, centro, núcleo de donde se partió, se recorrió camino y se retornó a él.

Recinto que es capaz de hacer olvidar “el tiempo y la tristeza”. Ella es portadora de un enigma que provoca una irresistible atracción por el misterio, por lo desconocido. La piedra será la entrada, será la apertura a un mundo de dimensiones y valores nuevos. Descubrimientos que sólo serán posibles sobre el seno de ella, en el regazo de ella.

Ascensión del niño en el hombre-dolor, vida-nostalgia. Así la piedra, símbolo del cimiento, tiempo, fluidez. Piedra, lámpara para la madura oscuridad. Piedra, unidad, centro donde confluyen los elementos que definen la fisonomía de la matriz de donde se proviene.

Rosario Quiroga de Urquieta

 

 

La gran fluidez que se logra con la actitud de empezar a caminar y descubrir, que tiene Fermín desde la primera hasta la última subida a “la piedra”, y su lenguaje poético no será en ningún momento artificioso, puesto que el mundo de su protagonista “es así”. Por eso términos y elementos naturales, accidentes de la misma índole, muy pocas veces usados en las descripciones y narraciones de nuestra literatura (...) son la propia visualidad y no representan ningún catálogo botánico ni zoológico, ni un cuadro realista del paisaje y sus contenidos sino un espacio mágico, que sólo existe para el niño y nadie más.

Julio de la Vega

 

Leer a Manuel Vargas significa regresar al más remoto origen de nuestros deseos, pues su narrativa recrea los momentos en que la persona se impresiona por primera vez ante los diferentes aspectos que le brinda su realidad circundante. Aunque, es bien sabido, ese mundo es irrecuperable, los intentos por volver a él no cesan, a pesar de los fracasos. Así, cada intento por recuperar ese pasado mítico deja como fruto una novela, un cuento, breves escenas de ese mundo que se fue.

(...) la sobriedad con que este novelista describe en Rastrojos no sólo la interioridad, sino también el ambiente externo en que los personajes se desarrollan permite al lector descubrir una parte del modo de vida campesino de Bolivia

 

Juan José de Giovannini

(Excelsior, México)

Cristina Wayar

Responsable Nacional

Santillana Ediciones Generales

Calle 13 No.8078, Calacoto, La Paz-Bolivia

Teléfono: (591) 2-2774242. Fax: 2771056

 

Tres Tristes Tigres